LOS DRONES CON LA ILUMINACION

LOS DRONES EN EL SECTOR ILUMINACIÓN ESCÉNICA
https://www.youtube.com/watch?t=25&v=hX2TneyE41Q

Shadow

Las posibilidades que nos ofrecen los drones en el mundo de la imagen van mucho más allá de la fotografía y el vídeo aéreos. El montaje que os dejo al final de este post, titulado «Shadow», lo demuestra con una claridad meridiana. Si podéis dedicarle los poco más de cinco minutos que dura seréis testigos de una de las aplicaciones más sorprendentes que es posible llevar a cabo con los drones: su capacidad como fuentes de iluminación.

En este vídeo, que ha sido creado por un grupo de artistas japoneses liderados por la coreógrafa Mikiko y el diseñador Daito Manabe, una bailarina ejecuta una hipnótica danza al ritmo marcado por una melodía no menos cautivadora. Sin embargo, lo que hace a este montaje especial e interesante para nosotros es que las únicas fuentes de luz son tres lámparas LED ancladas a otros tantos drones cuyo movimiento y patrón de iluminación están milimétricamente sincronizados con los pasos de la bailarina. Verlo para creerlo.

El resultado es impactante, e incluso algo perturbador, no solo por el efecto que crea la iluminación estroboscópica, sino también por la perfección con la que los drones orbitan alrededor de la bailarina, ejecutando su propia danza e iluminándola con una precisión asombrosa. El tema musical, además, pone su granito de arena aportando una pizca de exotismo y modernidad. Por si os gusta, se titula Ametsub – Reflex, y ha sido compuesto por DEU by V/A. Pero lo mejor es que veáis el vídeo y saquéis vuestras propias conclusiones. Aquí lo tenéis.

ATENCION ¡¡¡ SANCIONES de AESA

Atención a toda persona que vuele aeronaves no tripuladas( Rpas, drones) sin cumplir la normativa vigente, están empezando a sancionar duramente.

Captura de pantalla 2015-03-26 a la(s) 11.41.20

Autorizan a AMAZON a realizar entregas con drones

dron

Autorizan a Amazon a probar sus drones para entregar paquetes en EE UU

 

El gigante de las ventas en línea Amazon fue autorizado el jueves a poner a prueba en Estados Unidos una flotilla de drones. Las aeronaves tendrán una “licencia experimental” y eventualmente serán usados para la entrega rápida de paquetes, anunciaron autoridades estadounidenses.

 

En su comunicado, la agencia federal de aviación (FAA, en inglés) precisa haber entregado una licencia “experimental” a Amazon para permitirle avanzar en “la investigación y desarrollo” de este sistema de correo, así como en “la formación de equipos”. A fines de 2013, el grupo estadounidense había hecho público su proyecto de entregar paquetes “en media hora” a través de drones y pidió a mediados de 2014 una autorización a la FAA para hacer vuelos de prueba.

El permiso temporal se le entregó bajo algunas condiciones, precisó la FAA. Los drones operados por Amazon tendrán que volar sólo de día y un máximo de 112 metros de altura. Además deberán permanecer “dentro del campo de visión” del piloto, que tendrá que tener una licencia. Amazon también deberá entregar datos mensualmente a la FAA sobre el número y duración de sus vuelos y apuntar a la menor anomalía que descubra en cualquiera de ellos, informó la agencia federal.

A mediados de enero, el canal de noticias CNN se benefició de una licencia similar para probar vuelos de drones con el fin de hacer cobertura periodística. Aparte de su uso militar, la utilización privada de estas pequeñas aeronaves sin piloto está en pleno auge pero suscita reservas en términos de seguridad y posibles violaciones de la vida privada.

Nueva normativa sobre drones

La nueva normativa sobre drones estudia permitir su vuelo en zonas urbanas

La nueva regulación sobre drones, que reforzará la aprobada en julio de 2014, estudia permitir el vuelo de aeronaves no tripuladas de hasta diez kilogramos en zonas urbanas acotadas o a una distancia de seguridad de edificios y personas.

<p>Dron transportando paquete - EFE/Daniel Galilea</p><br /><br />
Dron transportando paquete – EFE/Daniel Galilea

Actualmente, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) está valorando las alegaciones presentadas al Real Decreto que actualizará la norma y que, calcula, estará lista antes de 2016, han explicado a EFE fuentes de este organismo dependiente del Ministerio de Fomento.

Según la futura normativa, los vuelos tendrían que cumplir unas medidas específicas de seguridad, además de limitar su uso a un máximo de 100 metros de distancia y de 120 metros de altura entre dron y piloto.

En cuanto a las aeronaves de hasta 25 kilogramos se baraja la opción de que puedan volar en un espacio aéreo no controlado más allá del alcance visual del piloto. En estos momentos no se permite el uso de drones en zonas urbanas y únicamente se pueden pilotar fuera de núcleos de población, edificios o edificaciones, reuniones de personas al aire libre y de espacios aéreos no controlados.

A día de hoy se han registrado en la AESA 92 operadores de drones de menos de 25 kilogramos y sólo dos operadores de más de 25 kilos. También se han autorizado cien operadores para vuelos de prueba o investigación dentro del alcance visual del piloto o en una zona de espacio aéreo segregado al efecto.

La legislación española sigue las directrices de la Unión Europea en esta materia, basadas en la necesidad de que sean tratados como nuevos tipos de aeronaves, su integración en el espacio aéreo y un desarrollo tecnológico que cumpla estándares de seguridad.

La semana pasada se reunió en Riga -a propuesta de la presidencia letona del Consejo de la UE- la aviación europea para intercambiar puntos de vista sobre cómo y en qué condiciones, los drones pueden ayudar a crear nuevas oportunidades para esta industria en Europa. En este encuentro estuvieron presentes representantes de la Comisión Europea y de la Aviación Civil de los Estados miembros de la UE (España estuvo representada por la AESA).

En la reunión se comprometieron a que la regulación europea garantice el cumplimiento de todas “las condiciones de seguridad para el surgimiento seguro y sostenible de los servicios innovadores de aviones no tripulados“, así como a “ayudar a que la industria prospere adecuadamente frente a las preocupaciones de los ciudadanos“.

ACTUAL REGULACIÓN ESPAÑOLA

Todos los drones tienen que ser utilizados a la luz del día y en condiciones meteorológicas favorables, además de estar alejados de núcleos de población, edificios o edificaciones, reuniones de personas al aire libre y en espacios aéreos no controlados. Para su manejo, es necesario tener una licencia o notificación a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) independientemente del tamaño del drone.

Existen varias opciones como tener o haber tenido en los últimos cinco años cualquier licencia de piloto, o la obtención de un certificado emitido por una organización de formación aprobada por AESA. Esta última es una de las opciones más demandadas tras la regulación en nuestro país de este sector, en el que han surgido empresas que ofrecen cursos que habilitan a los usuarios para su uso.

La AESA hace una distinción entre tres tipos de drones: inferiores a dos kg, aparatos de hasta 25 kg, y superiores a 25 kg. Los drones inferiores a 2 kg son los únicos que pueden volar más allá del alcance visual del piloto y pueden alcanzar una altura máxima de 120 m (400 pies), aunque deben estar sujetos al alcance de la emisión por radio de la estación de control.

No es necesario un curso o certificado por parte de la AESA, pero sí deben emitir a los Servicios de Información Aeronáutica un aviso a los distintos usuarios que estén haciendo uso del espacio aéreo en el momento en el que se vaya a producir el vuelo.

Las naves de hasta 25 kg (también catalogadas como Clase LAPL) no necesitan un permiso para el pilotaje, pero el piloto tiene que hacer una declaración responsable a la AESA de su utilización además de una notificación cinco días antes de su vuelo. El dron debe estar dentro del alcance visual del piloto, a una distancia máxima de 500 m y a una altura sobre el terreno de 120 m. Para la obtención de fotografías o filmaciones es necesario un permiso especial.

Los drones con un peso mayor de 25 kg (Clase 2) son los que necesitan unos permisos más exigentes. El piloto necesita un certificado básico o avanzado emitido por una organización de formación aprobada tras superar un curso, sumado a una autorización de la AESA para poder iniciar su actividad. Finalmente, necesita de un registro de Matrícula de Aeronaves de AESA y disponer de certificado de aeronavegabilidad.

Los pilotos deben estar siempre autorizados para poder volar estos aparatos. A pesar de que en núcleos urbanos no esté permitido el vuelo, en los recintos completamente cerrados (incluyendo el techo) no están sujetos a la jurisdicción de la AESA, por lo que los titulares de los recintos son los responsables de que los drones estén autorizados.

DRONES EN CINE Y TV

http://www.thedailytelevision.com/articulo/produccion/productoras/faa-podria-aprobar-el-uso-de-drones-en-las-producciones-de-cine-y-tv

Translate »