LOS DRONES EN EL SECTOR DEL PETRÓLEO

Los drones son el futuro de la industria petrolera

P1180639-1024x680

La firma de capital riesgo londinense, MMC Ventures, invertirá 3,8 millones de dólares en drones, ya que para ellos éstos son el futuro de la industria petrolera y del gas.

MMC hará esta inversión en cinco años a la start-up Sky-Futures, que utiliza drones para monitorizar e inspeccionar las instalaciones de extracción de petroleo y gas.

La compañía, que fue fundada por dos veteranos de la armada de Reino Unido y un piloto de la British Airwas. Actualmente trabajan para BP, BG Group, Shell, y Statoil.

Sky-Futures también ha conseguido la aprobación para operar en el espacio aéreo de Estados Unidos, de forma que se abren a un nuevo mercado. Con ella, Estados Unidos suma 46 compañías que pueden volar en su espacio aéreo.

Simon Menashy de MMC dijo que la tecnología de Sky-Futuros “cambia el juego para los operadores de plataformas en términos de coste, seguridad y profundidad del análisis“.

Según James Harrison, CEO de Sky-Futures, explicó que es mucho mejor enviar a un drone a una plataforma, que por lo general son altamente peligrosas, que a una persona. Añadió que en lo referente a la tecnología petrolera y energética “hay multitud de oportunidades increíbles, pero la mayoría se centran en encontrar y extraer hidrocarburos“.

Harrison explicó que la idea de crear Sky-Future vino de su confundador Chris Blackford, que sirvió en Iraq y Afganistán. “Tanto Chris como yo vimos el nivel datos que se podrían capturar. Yo estaba trabajando con las Fuerzas especiales americanas y antes de ir a un lugar en el que no habíamos ido antes enviábamos un avión no tripulado para saber como eran las carreteras y saber si podíamos llevar nuestro equipamiento hasta la zona. Nos dimos cuenta que iba a tener una enorme aplicación comercial“.

PILOTAR UN DRONE

Pilotar un dron, la profesión del futuro

El Citilab de Cornellà y la empresa FMIC programan el primer taller para el uso profesional de drones con la participación de pilotos avanzados

Un dron operado por un civil volando en Nueva York

MIKE SEGAR / MIKE SEGAR / REUTERS

Un dron operado por un civil volando en Nueva York

EL PERIÓDICO / CORNELLÀ DE LLOBREGAT

LUNES, 22 DE JUNIO DEL 2015 – 16.41 H

¿Qué es un dron y para qué se utiliza? Esta es una de las muchas preguntas que el Citilab de Cornellà y la empresa FMIC quieren responder con el primer taller para el uso profesional de drones que tendrá lugar el próximo viernes 26 de junio.

Dar a conocer las diferentes categorías profesionales en el mundo de los drones, explicar qué hay que saber para ser piloto y conocer las normas y prohibiciones sobre los drones son algunos de los objetivos de este curso que quiere ofrecer asesoramiento sobre el uso de drones como una profesión de futuro.

En los talleres habrá diferentes profesionales como pilotos avanzados de dron, operadores de cámara de foto y vídeo, mecánicos de drones y empresas de vuelo.

Los asistentes trabajarán con drones reales que se montarán a partir de piezas, visualizarán videos de vuelos reales y podrán pilota un minidron.

El taller, que se impartirá de 10 a 14h, se dirige a jóvenes a partir de 16 años que quieran descubrir una profesión de futuro.

Más noticias de Cornellà en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

FUTURA NORMATIVA SOBRE DRONES

FUTURA NORMATIVA SOBRE DRONES EN ESPAÑA

Las palabras de Pedro Nuñez Rebolo, Inspector de Tráfico Aéreo de AESA en unas jornadas organizadas en Sevilla por la Asociación de Seguridad y Rescate con Dron relativas a la futura normativa legal sobre RPAS en España han generado cierta inquietud en el sector profesional de los drones.

Las jornadas, restringidas a personal de Fuerzas de Seguridad del Estado y Cuerpos de Emergencias, no estaban abiertas al público y su contenido no puede ser difundido, sin embargo Drones Post ha podido contrastar las declaraciones pronunciadas por el citado funcionario en el foro de Sevilla con una fuente que sí estaba en el auditorio y cuya identidad, por motivos obvios, no puede ser revelada.

1. Pilotos y certificados obtenidos “On line”.

Se mantendrán los cursos “on line” y los certificados de piloto obtenidos hasta la fecha seguirán siendo válidos. Sin embargo, la futura normativa establecerá que un mínimo de entre el 10 y 15 por ciento de las horas sean presenciales obligatoriatoriamente.

2. Operadores.

a) Más impuestos:

Se ha generado cierto revuelo con una presunta “tasa” osea, otro impuesto, que deberán pagar los operadores. En las jornadas de Sevilla el miembro de AESA dijo que “en otros países” de nuestro entorno europeo “existen tasas para los operadores” en función de las tareas que realizan, como es el caso de Reino Unido. En ese sentido, no descartó que en el futuro se puedan implementar también tasas similares en España. Sin embargo las tasas serian un impuesto que determinaría el Ministerio de Hacienda y no AESA. 

b) “Habilitación” + “Autorización” para operadores:

Me cuentan que tras su ponencia, Nuñez Rebolo puntualizó que AESA está estudiando incrementar los controles a las empresas operadoras. Ya no será suficiente la “habilitación” tras la declaración responsable de operador de aeronaves RPA’s, si no que la Agencia deberá emitir una “AUTORIZACIÓN”. Ese requisito sería indispensable para drones de más de 25 kg.

c) Veto a los drones de “juguete”:

Las empresas operadoras no podrán ser consideradas como tal si utilizan drones que legalmente han sido importados como “juguetes”. Me dicen que Nuñez Rebolo citó como ejemplo los famosos “Phantom “ de DJI, importados bajo el epígrafe de “juguete”.

3. ATO’s

Cerco a intermediarios y presuntas empresas certificadas para vender cursos. Se terminará con prácticas como las que hemos visto por ahi de tiendas que venden drones y regalan el curso, que consiste en grabar en video las maniobras de los alumnos.

Incrementar las inspecciones a las ATO’s en todos los sentidos. Sobretodo para que den cursos sólo con los drones que tienen de verdad certificados y en sus manuales de operaciones.

4. Pilotos

Al contrario de lo que sucede con los diamantes, un piloto no es “para siempre”. Al margen de certificados médicos, etc, que todos sabemos que hay que renovar, los pilotos también deberán pasar por certificaciones una vez dispongan de su titulo, por ejemplo, demostrando sus habilidades sin gps.

Hasta aquí el repaso de los aspectos que han resultado más polémicos. Destacar que en ningún caso nadie en nombre de AESA ha avanzado aspectos fijos ni seguros de la futura normativa. Siempre son “globos sonda”, especulaciones o comentarios acerca de por donde pueden ir las cosas.

DRONES EN RESCATES

LA UNIÓN EUROPEA FINANCIARÁ SU USO
http://www.antena3.com/noticias/mundo/drones-aumentan-exito-rescate-desastres-naturales_2015051500090.html

Los drones aumentan el éxito de rescate en los desastres naturales

Los drones están cobrando una importancia vital a la hora de los rescates en los grandes desastres naturales. Gracias a ellos se puede cartografiar la zona y, gracias a sus cámaras térmicas, ayudan a la localización de los desaparecidos. Además son capaces de llegar con más facilidad a personas aisladas en la montaña y llevarles paquetes con comida y agua.

Los drones, fundamentales en las tareas de rescate en grandes catástrofes y en naufragiosver el video

Guillermo Pascual  |  Bruselas  | Actualizado el 15/05/2015 a las 19:00 horas

Los drones ya son una realidad en las tareas de rescate. La Unión Europea los considera parte fundamental en ellas y ya está apostando por ellas para combatir diversos desastres naturales, como los terromotos y las inundaciones, y también para luchar contra el drama de la inmigración en el Mediterráneo.

Gracias a ellos se pudo ver con total precisión la devastación que provocó el terremoto de Nepal, y también por ellos se ha multiplicado la eficacia de los servicios de rescate.Cartografían la zona, evalúan daños y, lo más importante, gracias a cámaras térmicas, ayudan también a localizar a los desaparecidos.

Estos aparatos, muchas veces son la única forma de llegar hasta personas aisladas en la montaña. Operaciones que salvan vidas porque son capaces de llevar paquetes con agua y comida, para que los supervivientes aguanten hasta que puedan acceder los equipos de emergencia.

La Unión Europea también los quiere utilizar para vigilar y rescatar inmigrantes en el Mediterráneo. Los expertos señalan incluso la posibilidad de emplear los drones para hacer llegar flotadores salvavidas a los naufragados.

DRONES SIN LICENCIA

http://www.elperiodico.com/es/noticias/opinion/drones-sin-licencia-por-doquier-4259856

MERITXELL CODINA

Consultora del sector aeronáutico

Drones sin licencia por doquier

La norma que regula el uso de los aparatos aéreos emergentes se infringe y existen problemas de seguridad

MIÉRCOLES, 10 DE JUNIO DEL 2015

Hace unos días un informativo de televisión trataba sobre un concurso de pilotaje de drones. Se incidía en que pueden pilotarse a una distancia de 14 kilómetros y que alcanzan una velocidad de 70 kilómetros/hora. Sin embargo, lo relevante ante el escenario que se nos presenta es: ¿quién puede dirigir estos aparatos, en qué zonas y bajo qué condiciones? El uso de drones se ha popularizado sobremanera, hasta el punto de que el Gobierno tuvo que aprobar a toda prisa un decreto ley el 4 de julio del 2014 , que junto a la ley de navegación aérea de 1960 y la normativa comunitaria regula el uso de estos aparatos. Pero pese a este marco regulatorio, su cumplimiento queda completamente en entredicho.

Actualmente los drones no solo se cuelan por donde no toca, sino que sobrevuelan lugares sensibles en los que pueden provocar un conflicto. Los operadores de drones no siguen la normativa, y quienes deberían encargarse de hacerla cumplir, los cuerpos de seguridad, la desconocen por completo. Varias veces he visto que drones sobrevolaban un acto público en presencia de los Mossos d’Esquadra, que se limitaban, como todos, a señalar con curiosidad los aparatos.

Ahora, con el buen tiempo, esta actividad al aire libre parece florecer y alcanzar su apogeo. En una sola semana he podido ver como un dron filmaba el pantano de la Baells y las poblaciones colindantes y como otro grababa imágenes sobre la ciudad de Vic; y también oí en mi ciudad a unos niños que explicaban a sus padres que habían visto «unos ovnis» sobre el patio del colegio.

Ante un hipotético vuelo masivo de drones cabe saber que la ley, por suerte, nos ampara. Las limitaciones empiezan a partir de aeronaves de más de dos kilos (evidentemente, los pequeños juguetes que conducimos por radiocontrol están libres de cualquier control administrativo). La normativa indica que únicamente pilotos con licencia pueden manejar estos aparatos, que no pueden sobrevolar zonas pobladas o en las que haya una concentración de personas, por el riesgo que puede suponer la caída de un dron por avería, colisión o agotamiento de la batería.

Los vuelos deben realizarse a una distancia mínima de entre 8 y 15 kilómetros de un aeródromo y todos los aparatos deben disponer de una placa identificativa para que pueda conocerse la empresa operadora, que debe tener una póliza de responsabilidad civil. Además, el decreto ley señala que es preciso contar con el manual de operaciones, que define los procedimientos, un estudio de la seguridad aeronáutica de la operación que constate que puede realizarse con seguridad, la realización de vuelos de prueba y un programa de mantenimiento de la aeronave.

Las propias administraciones ya se han visto obligadas a ser estrictas. Un ayuntamiento andaluz que prefiero no mencionar compró dos drones que tiene aparcados en un almacén porque no cuenta con las autorizaciones ni con los manuales de mantenimiento para poder operarlos. Pero centenares de empresas y amantes de la fotografía y el vídeo siguen utilizando drones de forma ilegal. Los usos son de lo más variopinto. Un empresario de Vilanova anuncia un servicio de esparcimiento de cenizas de difuntos a través de drones, y asegura como ventaja competitiva que puede llegar a cualquier lugar. De la misma forma, se está ofreciendo a pescadores de playa la posibilidad, por 20 euros, de lanzar con drones los anzuelos para así llegar mar adentro. Pero quienes hacen estas propuestas deberían saber que no se permite lanzar ningún elemento desde un dron.

También los usuarios de estos servicios tienen una parte de responsabilidad. Las empresas del sector que cumplen los requisitos legales reciben muchas peticiones para filmar núcleos poblados o concentraciones de personas. Deben rechazarlas, pero aunque explican muy bien el motivo de su negativa ven que muchos clientes optan por contratar los servicios de empresas que actúan de forma clandestina. Está claro que contratar una empresa que utiliza drones es más barato que alquilar un helicóptero.

Se han interpuesto muchas denuncias, pero los trámites son lentos. Esperemos que empiecen a realizarse algunas inspecciones. La Agencia Estatal de Seguridad Aérea ha enviado los primeros requerimientos de cese de actividad a empresas no registradas o que publicitan servicios sobre zonas urbanas. La agencia amenaza con que, de persistir la actividad, abrirá expediente sancionador. La multa por vulnerar la ley de seguridad aérea va de 4.500 a 70.000 euros. Cabe insistir: antes de operar con un dron es necesario asesorarse jurídica y técnicamente, obtener las autorizaciones para ejercer actividades de trabajos aéreos, suscribir seguros de responsabilidad civil y contar con pilotos autorizados.

EN ARGENTINA LOS DRONES AYUDAN EN ACCIDENTES

Médicos e ingenieros argentinos crearon drones para ayudar en accidentes

Un equipo multidisciplinario creó un cuadricóptero manejado a distancia pensándolo para que puedan actuar rápidamente en incendios, derrumbes, catástrofes naturales o lugares con concurrencia masiva

Por Sebastián Davidovsky  | Para LA NACION

 
Uno de los drones puede cargar un defibrilador u otro equipamiento médico liviano. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi
 

Un dron que ayude a salvar vidas. Que pueda asistir rápidamente a personas en situaciones de riesgo. De eso se trata este dispositivo que crearon estos desarrolladores argentinos multidisciplinarios: hay médicos especialistas en terapia intensiva, en cardiología, en informática médica, ingenieros en sistemas y técnicos electrónicos. Se juntaron para desarrollar estos pequeños helicópteros no tripulados que pueden ayudar a resolver situaciones con vidas en riesgo.

La idea original la tuvo Diego Pereyra, fundador y CEO de Medivac, además de médico y especialista en terapia intensiva y medicina crítica. Se la comentó a otro colega, Fernando Lipovetsky. Ambos coincidieron en que Mauro García Aurelia, cardiólogo y con una empresa de informática médica, podría ayudarlos. Aurelia fue el nexo con Galactic Bots, cuyo CEO, Augusto Chesini, aportó el conocimiento de los drones (desarrollan estos dispositivos para el sector agropecuario), junto a los asesores técnicos Nicolás Luzzi y Kevin Dagostino.

La inspiración final fue RoboKopter, un aparato polaco, que les dio el último impulso que faltaba para la creación de un dispositivo local que pudiera actuar en situaciones donde es fundamental una rápida respuesta, como accidentes en rutas, incendios, derrumbes, catástrofes naturales o lugares con concurrencia masiva (un partido de fútbol o un recital al aire libre). Donde básicamente no se puede perder tiempo para asistir a un damnificado.

TRES MODELOS

Tienen tres prototipos diseñados. Uno, el Futura +, que puede transportar carga más liviana (hasta 1,5 kg); permite llevar un botiquín básico de primeros auxilios; similar es el Futura X, donde una cámara de reconocimiento ayuda en el conteo de la gente, y puede llevar consigo suministros para las víctimas, como una máscara de gas. Este se utilizaría en incendios o en lugares de difícil acceso.

El más poderoso es el Futura H, que puede transportar hasta 5 kilos y tiene seis hélices. Tiene la capacidad de lanzar un desfibrilador externo automático (DEA) que puede evitar un paro cardíaco o muerte súbita. También puede cargar una cámara multiespectral, que permite realizar lo que en medicina se conoce como triaje (o triage), un método de clasificación rápida de heridos en una catástrofe en base a sus posibilidades de supervivencia. Gracias a sus sensores de monóxido de carbono y de temperatura permite establecer prioridades de acuerdo a las necesidades y los recursos disponibles.

 
Mauro García Aurelia, Fernando Lipovetsky, Augusto Chesini, Diego Pereyra, y Kevin Dagostino con los prototipos de los drones para médicos. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi
 

A todos los modelos se les puede añadir un micrófono y parlante (para comunicarse con un asistente) y una cámara de las pequeñas (tipo GoPro) que pueden transmitir en vivo por Wi-Fi o radiofrecuencia para monitorear en vivo.

Estos modelos son diferentes a los comerciales: según sus creadores, tienen una autonomía que ronda los 30/40 minutos y pueden transportar más peso que los drones convencionales. Los que llevan carga más liviana duran aún más.

AYUDA INMEDIATA

Una ambulancia tarda en promedio unos 14 minutos en llegar al lugar del accidente, aunque depende (y mucho) del tráfico. Estos dispositivos pueden ir a 100 km por hora, ser manejados desde una tableta y controlarse a 20 km de distancia. “Alguien en el call center lo podría manejar, establecer las direcciones y enviar el dispositivo”, explica Pereyra.

La Sociedad Argentina de Medicina ya le dio el aval académico a la iniciativa. “Esto se debe acompañar por educación comunitaria en el uso de estos aparatos”, agrega Pascual Valdez, presidente de la SAM.

Tanto médicos como técnicos también están analizando las problemáticas que podría enfrentar el avión no tripulado. Las antenas de la ciudad, los cables y muchos otros obstáculos podrían evitar el correcto funcionamiento de los drones de asistencia. En la Argentina, aún no hay regulación sobre el uso de drones en el espacio aéreo. La ANAC está trabajando en un boceto que podría ser definitivo para fin de año. El dron ambulancia puede volar a 400 m de altura; el edificio más alto de Buenos Aires tiene 175.

Chesini, uno de los técnicos encargados, señala que tuvieron que “aislar componentes, probar distintas frecuencias, añadir la posibilidad de cancelar todo y hasta agregarle un paracaídas” para evitar accidentes en caso que no llegue a buen puerto.

 
Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi
 

EL FUTURO DEL PROYECTO

El costo estimado de un cuadricóptero de este tipo puede variar dependiendo de los dispositivos que fuera a transportar (no es lo mismo un desfibrilador que una cámara multiespectral). Pero oscilarán entre los 30 y los 70 mil pesos.

El proyecto incluye varias disciplinas: la capacitación médica para su manejo; la investigación y desarrollo desde el punto de vista médico, y la técnica del dispositivo.

Si bien aún son prototipos, el principal objetivo de los creadores de estos drones es ayudar desde la experiencia. Por eso en las próximas semanas van a invitar a organismos oficiales como la Policía, el SAME y los Bomberos a probar los aparatos

DRONES EN AYUDA DE RESCATE

06/02/2015 AT 01:30 PM EDT

Bill Kastel and his wife, Tracey, were hoping to catch some extra Sunday morning shuteye when they were awakened early on May 25 by a loud clanking. Opening the front door of the mobile home they’d mounted on five-foot-high stilts near a creek in Venus, Texas, eight years ago, they were astonished to see a river raging below their front porch.

“It was just one foot away from flooding us out,” says Bill, 58, an auto mechanic who was flooded once before in 2007. “The clanking we heard was the pressure tank for our water well after it fell off. If we hadn’t heard it, we probably would have slept through the whole thing.”

Trapped on all sides by water with their cat and five dogs, the Kastels dialed 911 and waited for help. They didn’t expect that help to come in the form of a drone nicknamed “Valkyrie,” operated by software engineer and Joshua Fire Department volunteer Garrett Bryl.

Bryl, 43, a drone hobbyist for three years, offered his services to the rural fire department six months ago when he realized that his quadcopter could make a lifesaving difference when people needed to be found quickly.

“I’d used it before to assist with fires and find gas-line leaks,” Bryl tells PEOPLE, “but this was my first swift-water rescue.”

Using his drone, Bryl delivered life vests and a safety line to the Kastels, which Bill attached to a beam on his house. The other end was then hooked to the bumper of a fire truck and a rescue by raft was attempted.

“They got close, but in the end, it was too dangerous – they were worried about knocking over the stilts on our house and sending the entire place down river,” Kastel tells PEOPLE.

“It’s scary to think that we might have had to leap for our lives or have been washed away,” he says. “Knowing that we had life vests and a safety line made a huge difference. Watching that drone come in was the coolest thing I’d ever seen. That pilot was no rookie.”

An hour or so later, the Kastels were evacuated by a National Guard helicopter, returning once the water had receded to fetch their dogs and cat.

“We were lucky – the damage to our house could have been a lot worse,” says Bill. “I’m so grateful for everybody who showed up to help us, especially the drone pilot. Everybody thinks of drones as something the military uses for spying on people, but there are lots of other uses, too.”

That same morning, Bryl also used Valkyrie to help locate two people trapped in a pickup truck that was swept away by floodwaters near Joshua.

“With an aerial view, I was able to find them in 45 seconds and we got a helicopter in there to get them out before they were carried away by the water,” he says. “All in a day’s work, I guess.”

Translate »