AERÓDROMOS PARA DRONES QUE NO EXISTEN

El aeródromo de Doñana para drones que no existen sigue paralizado

Un proyecto fantasma de 40 millones de euros con participación del Gobierno y la Junta de Andalucía
Foto: Operarios en el aeródromo de Doñana. (EFE)
Operarios en el aeródromo de Doñana. (EFE)
FECHA

Ni un euro. El Gobierno paraliza el centro de drones de Doñana, un proyecto del Ejecutivo Central y la Junta de Andalucía al no incluir ninguna partida económica en los Presupuestos Generales del Estado de 2016. Esta iniciativa, llamada CEUS (Centro de Excelencia de Sistemas No Tripulados), cuesta 40 millones de euros. No existe ninguna compañía en el mundo que construya drones civiles de tamaño medio (a partir de 650 kilos). Existía un compromiso de inversión tanto del INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial), organismo dependiente del Ministerio de Defensa, el Ministerio de Economía y Competitividad y la Junta, a través de IDEA (Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía), que aportaría nueve millones de euros.

Tras comprobarse la nula aportación del Estado al proyecto en los PGE de 2016, el subdelegado del Gobierno en Huelva, Enrique Pérez Viguera, ha recordado que existen 14 millones reservados… desde 2014, que apenas llegarían a sufragar un tercio del proyecto. ¿Y la aportación económica de 2015 y 2016? Ni rastro. Además, el convenio del año 2011 de colaboración entre la Junta de Andalucía y Defensa no se ha desarrollado.

Tampoco se ha producido ningún movimiento de tierras en un terreno situado en el paraje natural de El Arenosillo, en zona de tránsito de linces ibéricos, enclavada en 75 hectáreas de monte público quemado. “En Andalucía nunca se podrán recalificar suelos quemados, aunque la nueva Ley de Montes del PP lo permita”, destacó el pasado mes de julio el secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo. La Junta de Andalucía sí que lo permitió con El Arenosillo, como denunciaron los grupos ecologistas.

El Centro de Vuelos Experimentales Atlas, en Jaén, costó 4,5 millones de euros, en el que apenas ha habido 20 vuelos desde su estreno en marzo de 2014

“Hace tiempo que todo el mundo se dio cuenta de la inviabilidad de CEUS”, advierte un experto aeronáutico consultado por El Confidencial. En realidad no existe mercado para poder justificar la construcción de este centro de ensayos. Cualquier drone que se cree en el futuro podrá volar desde cualquier aeródromo “por lo que terminaría con la más mínima justificación de gastarse 40 millones en CEUS”.

No hay que olvidar la experiencia del Centro de Vuelos Experimentales Atlas, situado en Villacarrillo (Jaén), costó 4,5 millones de euros, en el que apenas ha habido 20 vuelos desde su estreno en marzo de 2014, un proyecto lejos de la rentabilidad. Ni siquiera han sido dos vuelos al mes en un mercado ya saturado de estos drones pequeños. Los gigantes del sector se han dado cuenta y Boeing, que firmó el año pasado un contrato de exclusividad con el centro jienense, ahora se muestra interesado en participar en el Civil UAVs Initiativa de Las Rozas (Galicia).

El INTA utilizó el mismo drone en la presentación del proyecto de Jaén y en este aeródromo militar gallego. Este drone está dado de baja y no vuela, “pero tiene más kilómetros de rodaje que horas de vuelo”, denuncian fuentes del sector consultadas por este diario. El propio director del centro, Anastasio Sánchez, admitió en declaraciones a Europa Press, “muchas incertidumbres debido a la falta de reglamentación y a la demora en la publicación de la regulación transitoria”. La Agencia Estatal de Seguridad Aérea recordó en abril de 2014 que no podían volar drones civiles para uso comercial.

Compite con el Aeropuerto Cristóbal Colón

CEUS también tiene otro competidor a sólo 22 kilómetros. Se trata del proyectado Aeropuerto Cristóbal Colón de Huelva. “O CEUS o Huelva. Ambos proyectos son incompatibles”, subrayan fuentes del sector, que recuerdan cómo el proyecto del entorno de Doñana se enclava junto a un polígono de tiro del Ejército de Tierra incompatible con una pista de vuelo para aviones no tripulados. “Se pueden juntar disparos con el despegue de aeronaves”, denuncian fuentes del sector, que también se preguntan: “¿Se tiene que cerrar la base los días que hay tiros?”.

El UAV anfibio Flyox I de Singular Aircraft realizó su primer vuelo de pruebas el pasado mes de julio. Es el único prototipo de las características que pueden hacerlo en CEUS. El vuelo de prueba no fue en el Centro Atlas de Jaén porque no se lo permitió Aviación Civil. Tuvo al final que hacerlo en el Aeropuerto de Hofn (Islandia). El resto de los vuelos los realizará desde su base, radicada en el Aeropuerto de Lleida. Una vez conseguida su habilitación podrá usar todos los aeropuertos del mundo, por lo que ni será necesario el uso de CEUS para un vuelo de prueba de 50 horas.

El ‘boom’ que recuerda a ‘Los Simpson’

Así lo explica de un modo gráfico un experto aeronáutico consultado por El Confidencial. “A modo de ejemplo es como si se usara una rotonda de un pueblo para hacer las pruebas de desarrollo del McLaren de Fernando Alonso”, señalan. El espacio aéreo segregado de la Bahía de Huelva es para pruebas de misiles y cañones. Las instalaciones no valen para este tipo de ensayos.

Y es que toda España vive un frenético boom de instituciones de todas las comunidades autónomas listas por desarrollar centros con pistas de vuelo que se crean cuando no existe mercado civil, algo parecido al capítulo de los Simpson del Monorrail. Un proyecto sin dinero para su ejecución y los políticos que siguen vendiéndolo como la gran panacea. En vez de “¡Monorraíl, monorraíl!, “¡CEUS, CEUS!”.

REINO UNIDO INVIERTE EN DRONES

Reino Unido quiere invertir en drones para combatir la amenaza de Estado Islámico

David Cameron, el primer ministro británico, está a favor de invertir en drones y en los servicios especiales del Ejército. Ha soliditado a los jefes militares un informe sobre las prioridades en defensa para afrontar también las amenazas rusas y los ataques cibernéticos.

 

David Cameron, primer ministro británicoDavid Cameron, primer ministro británico | Foto: EFE

EFE  |  Madrid  | Actualizado el 13/07/2015 a las 10:36 horas

El primer ministro británico, David Cameron, está a favor de invertir en drones y en los servicios especiales del Ejército, SAS, para combatir la amenaza del Estado Islámico (IS), según lo ha hecho saber a los mandos militares.

Según informan hoy los medios locales, Cameron ha pedido a los responsables militares que estudien la mejor manera de invertir el gasto de defensa, del 2% del Producto Interior Bruto (PIB). Cameron ha encargado a los jefes militares un informe para finales de año sobre las prioridades en materia de defensa a fin de ayudar al Reino Unido a afrontar diversas amenazas, no sólo de los yihadistas, sino también de Rusia y ataques cibernéticos.

“Siempre daré prioridad a la seguridad nacional de nuestro país. Es por ello que es correcto invertir el 2% de nuestro PIB en defensa porque esta inversión ayudará a nuestra seguridad. Sólo ha sido posible debido a las difíciles decisiones que tomamos para asegurar una economía fuerte y segura”, dijo el primer ministro conservador en unas declaraciones divulgadas hoy por el Gobierno.

“Lo que importa ahora es cómo van a invertir (el dinero). He pedido a los jefes de defensa y seguridad que miren específicamente qué podemos hacer para afrontar la amenaza que supone el radicalismo islámico”, añadió Cameron. “Esto puede incluir más aviones espías, ‘drones’ y Fuerzas Especiales (SAS)”, dijo.

El Reino Unido lleva a cabo actualmente ataques aéreos con aviones de la Real Fuerza Aérea (RAF) contra posiciones del EI en Irak, tras recibir la autorización del Parlamento el año pasado. No obstante, el Gobierno estudia la posibilidad de pedir permiso al Parlamento para extender los ataques al territorio sirio.

El Reino Unido decidió la semana pasada modificar la recomendación de viajes a Túnez tras el reciente atentado contra turistas extranjeros en un hotel de Susa, en el que 30 británicos fueron asesinados por un yihadista tunecino. Londres pidió a todos sus nacionales que estén en Túnez que abandonen el país, pues considera muy probable otro atentado.

SECRETOS DE PILOTOS COMERCIALES

Trece secretos de los pilotos que las aerolíneas nunca se atreverían a confesar

Todos los profesionales guardan secretos que no desvelan a las personas ajenas al sector, pero la mayoría no tiene tantísima responsabilidad
Foto: La profesión de piloto cada vez tiene peores condiciones laborales. (Corbis)
La profesión de piloto cada vez tiene peores condiciones laborales. (Corbis)

El programa de televisión matutino Good Morning America, de la ABC, acaba de estrenar una serie de reportajes mensuales, en colaboración con Reader´s Digest, que bajo el título “13 cosas que los expertos no te contarían” trata de desvelar las verdades incómodas de cada profesión que los trabajadores no suelen tratar más que con sus compañeros.

La entrega de este mes es una de las más jugosas, no sólo porque desvela varias confesiones incómodas de una profesión que está siempre en el punto de mira, los pilotos, sino porque, a diferencia de lo que ocurre en otros sectores, los testimonios son plenamente exportables a todo el mundo. Las confesiones de los comandantes estadounidenses ponen de manifiesto lo que Juan Carlos Lozano, portavoz del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA), advirtió a El Confidencial el año pasado: “Las aerolíneas, sobre todo en EEUU, han tenido grandes problemas económicos y la profesión se ha ido banalizando, tratando a los pilotos como si fueran conductores de autobús, con todo el respeto a estos”.

Los ajustes no sólo han hecho que desciendan las condiciones laborales de los pilotos, además han hecho que reciban una instrucción menor. En definitiva, el ahorro de costes ha provocado una bajada de los requisitos, que los pilotos consultados por Reader´s Digest y ABC no han dudado en resaltar.

Los testimonios que preferirías no escuchar

“Me presionan constantemente para que lleve menos combustible del que me gustaría. Las aerolíneas están siempre preocupándose por los beneficios y llevar más combustible gasta combustible. A veces, si llevas el combustible muy justo y sufres un retraso o te encuentras con una tormenta, te quedas sin fuel y tienes que buscar un aeropuerto alternativo para aterrizar”. Capitán de una gran areolínea.

“En ocasiones la aerolínea no nos deja descansar al medio día, ni siquiera nos da tiempo para comer. Tenemos que retrasar los vuelos sólo para poder llevarnos algo a la boca”. Primer oficial de una aerolínea regional. 

“Le decimos a los pasajeros lo que tienen que saber. No les decimos cosas que les asusten. Nunca me oirás decir, ‘señoras y caballeros, acabamos de tener una avería en el motor’, aunque sea cierto”. Jim Tilmon, piloto retirado de American Airlines.

“El Departamento de Transporte ha puesto tanto énfasis en la puntualidad que ya casi no podemos retrasar los vuelos, aunque haya 20 personas que vienen de una conexión y llegan sólo un pelín tarde”. Piloto comercial de Charlotte, Nueva Carolina.

“La verdad es que estamos exhaustos. Nuestra normativa permite que trabajemos 16 horas seguidas sin descansar. Son muchas más horas de las que se permite a un camionero. Y, al contrario que los camioneros, que pueden aparcar en la siguiente área de descanso, nosotros no podemos parar en la siguiente nube”. Capitán de una gran aerolínea.

Los testimonios que los pilotos quieren que escuches

“Algunas normas de la Administración Federal de Aviación tampoco tienen sentido para nosotros. Como el hecho de que, cuando volamos a 12 kilómetros de altura y a 640 kilómetros por hora, en un avión que puede entrar en turbulencias en cualquier momento, los auxiliares de vuelo pueden andar por la cabina sirviendo café o solomillo. Pero cuando estamos en tierra, en una superficie de asfalto plana, desplazándonos a 16 kilómetros por hora, tienen que estar con el cinturón puesto como si estuviéramos en NASCAR”. Jack Stephan, veterano capitán de US Airways que lleva volando desde 1984. 

“Puede que vaya en uniforme, pero eso no significa que sea la mejor persona a la que preguntar por una dirección en el aeropuerto. Estamos en tantos aeropuertos que, por lo general, no tenemos ni idea”. Piloto de una aerolínea regional.

“Los peores aeropuertos para nosotros son el Reagan National, de Washington, y el John Wayne, en Orange County. Te las tienes que ingeniar sin ningún plan establecido para salir o entrar en esos aeropuertos, usando tu intuición. El aeropuerto John Wayne es especialmente malo porque a los ricos que viven cerca no les gusta el sonido de los aviones, así que nos obligan a realizar un procedimiento de reducción del ruido que consiste, básicamente, en convertir el avión en un misil balístico en cuanto estás en el aire”. Piloto de Carolina del Sur.

“En algunos aeropuertos con pistas muy cortas es imposible hacer un aterrizaje suave, por muy bueno que seas: el John Wayne, el Jackson Hole (Wyoming), el Chicago Midway y el Reagan National”. Joe D’Eon, piloto de una gran aerolínea.

“No, no es tu imaginación: las aerolíneas han ajustado sus tiempos de llegada para intentar tener el récord de puntualidad. Por eso te dicen que un vuelo dura dos horas cuando en realidad dura una hora y 45 minutos”. Capitán de AirTran Airways.

“Esto ocurre todo el rato. Vamos a ir de Pittsburgh a Filadelfia, y sabemos que va a haber un retraso por culpa de la meteorología, pero el tiempo en Pittsburgh es estupendo. Entonces oímos a pasajeros decir, ‘acabo de llamar a un amigo en Filadelfia y me ha dicho que allí también hace buen tiempo’, como si hubiera algún tipo de conspiración. La realidad es que en el espacio aéreo entre Pittsburgh y Filadelfia hay una enorme tormenta”. Jack Stephan.

“La manera en que se aterriza es el mejor indicador de las habilidades de un piloto. Así que si quieres decirle algo amable a un piloto cuando te bajas del avión dile ‘bonito aterrizaje’. Lo agradecemos”. Joe D’Eon.

“Puedes ir a la página web de una compañía aérea, comprar un billete, hacer la cola en su mostrador y montarte en un avión con el nombre de ésta pintado en él, pero, la mitad del tiempo, estás volando realmente en una aerolínea regional. Las compañías regionales no tienen que cumplir con los mismos estándar de seguridad que las grandes: sus pilotos no necesitan tanto entrenamiento ni experiencia, pero es el público no lo sabe”. Capitán de una gran compañía. 

dji consigue 75 millones para impulsar su crecimiento

DJI consigue 75 millones de dólares para impulsar su crecimiento

 
Captura de pantalla 2015-05-12 a la(s) 15.38.09

La semana pasada hablábamos de la participación, cada vez más significativa, del capital riesgo en el sector. En este caso no se trata de una startup pero la noticia pone las cosas en su sitio: DJI ha conseguido más de 75 millones de dólares para impulsar su crecimiento. El inversor se llama Accel Partners, una firma de inversión californiana basada en Palo Alto.

Con esta inyección de capital DJI inicia una nueva fase estratégica en la que tiene como objetivo desarrollar una plataforma para adecuar sus productos a nichos del mercados que requieren una mayor especialización: minería, agricultura de precisión o supervisión de infraestructuras.

El modelo a seguir por DJI es similar al de Apple: desarrollar herramientas partiendo de su DJI SDK(software development kit) y adaptarlas a usos específicos y concretos. Con esta estrategia la plataforma de DJI ‘fidelizará’ a los potenciales usuarios y evitará que éstos opten por otro tipo de plataformas.

En esta línea de actuación en Marzo 2015 DJI lanzó la segunda edición de la SDK Developer Challenge, una iniciativa global dirigida a profesionales y estudiantes y orientada a recibir propuestas de nuevas apps que puedan convertirse en realidad mediante la plataforma de DJI. La propuesta ganadora recibirá un premio de 15.000 dólares.

Fuente  TODRONE

Imagen: DJI

SONY FABRICARÁ DRONES

Japón: Sony firma acuerdo con ZMP para fabricar drones

Japón: Sony firma acuerdo con ZMP para fabricar drones

Sony firma acuerdo con ZMP para fabricar drones

Redacción de Tecnología.-Japón.-Sony ha firmado un acuerdo con Aerosense para ofrecer servicios de captura y análisis de imágenes a través de la nube mediante drones

Además, Sony y la empresa de robótica ZMP han anunciado la creación de la empresa Aerosense.

Aerosense ofrecerá captura de imágenes mediante drones combinado con procesamiento de datos mediante computación en la nube de Internet.

Se aprovechará la calidad de las cámaras de Sony contando con redesy robótica junto a la tecnologías de conducción automática y robótica de ZMP.

Sony firma acuerdo con ZMP para fabricar drones

 

La idea es combinar ideas y proyectos para desarrollar soluciones en profundidad para aquellas entidades interesadas en medir, investigar, observar e inspeccionar.

La empresa Aerosense comenzará a ofrecer sus servicios a partir de 2016. La iniciativa forma parte del creciente interés de Sony en involucrarse en iniciativas de negocio relacionadas con Internet , concepto que hace referencia a la interconexión digital de objetos de uso cotidiano en mundo actual.

Sony firma acuerdo con ZMP para fabricar drones 2

Sony será la encargada de poner su tecnología de imagen en los drones, acompañando a sus cámaras también habrá hardware relativo a sensores y comunicaciones – habrá una relación importante con la nube, también de la mano de Sony entendemos que el drone y elementos robóticos serán ofrecidos por ZMP.

LA REVOLUCION DE LOS DRONES

No seas el último en subirte a la revolución de los drones

Será el próximo gran boom tecnológico, que reconvertirá la agricultura, la construcción, el cine e incluso la distribución. Se abre por delante un inmenso campo donde crear nuevas aplicaciones y negocios.

Después de las redes sociales, los smartphones y las tabletas, se cree que la impresión 3D y los drones constituirán las próximas dos revoluciones tecnológicas. La primera podría suponer la reindustrialización de Europa, replanteando por completo las actuales fronteras Norte-Sur y Occidente-Asia.

Los RPA son un nuevo ejemplo de cómo la tecnología va un paso por delante de la ley

Pero son los drones, quizá por las recientes novedades regulatorias, los que están acaparando mayor atención en los últimos meses. Sus implicaciones no serán menos relevantes. Los drones (propiamente llamados RPA o UAV) prometen revolucionar la protección de los recursos naturales, la agricultura, la construcción, el desarrollo urbano, los servicios de emergencias, la prevención de incendios, la fotografía aérea, el rodaje cinematográfico e, incluso, la mensajería.

Reino Unido y Canadá se encuentran a la cabeza en lo que a legislación se refiere. En España existe una norma provisional, bajo la que ya puede empezar a desarrollar determinadas actividades comerciales, con restricciones.

Como es habitual, el progreso tecnológico suele preceder al legislativo. En los últimos cuatro años, este tipo de aparatos han evolucionado enormemente, aprovechando la drástica reducción de precios que los smartphones han repercutido en los procesadores, los acelerómetros y los giroscopios, entre otros componentes.

En este contexto, son muchas las compañías que están naciendo o agregando líneas de negocio que tengan en cuenta el próximo boom de los drones. Es el caso de la escuela de pilotos de RPAS Volaverunt, con sede en Barajas (Madrid), que empezará a impartir sus cursos el próximo lunes. Si bien la normativa actual no exige que quien maneje un dron cuente con una titulación específica, son muchas las escuelas que ya imparten formación. “No son aparatos difíciles de operar, pero sí es necesario tener algunos conocimientos teóricos sobre el mantenimiento o la regulación vigente”, comenta Carlos de Haya Quintana, uno de sus socios fundadores.

Nuevas profesiones

Muy pronto el piloto de drones será un cargo de lo más común en las empresas

Volaverunt, en concreto, se dirige a la formación de personas, con o sin experiencia previa en la aviación, que vayan a dedicarse en sus respectivas empresas a manejar drones. Sus certificaciones cuentan con el beneplácito de la Global Training Aviation, aprobada a su vez por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa). “Ser piloto de UAVS pronto será una profesión de lo más común”, asegura De Haya.

La aplicación de aparatos no tripulados a campos como la fotografía aérea aporta asimismo una salida profesional a ocupaciones que han vivido con especial crueldad la crisis económica, como los arquitectos o los periodistas. Alberto Cristóbal, arquitecto técnico y aficionado al aeromodelismo, decidió hace cuatro años constituir Fotocopter, una empresa de imagen aérea que da servicio a compañías audiovisuales y constructoras, fundamentalmente.

‘Start up’ prometedoras

A nivel internacional, ya hay varias start up que empiezan a destacar. Es el caso de Matternet, en Papúa Nueva Guinea, que distribuye equipos de diagnóstico para la tuberculosis empleando drones. Controlados a través de una app, por ahora tienen una autonomía de 25 kilómetros. La principal propuesta de valor de Matternet, además de su evidente aportación social, es la facilidad de uso de la app: cualquier persona que apenas sepa manejar un smartphone sería capaz de utilizarla.

Skydio, una start up fundada por tres exalumnos del MIT que causó furor en la última edición de la feria de electrónica CES, en Las Vegas. Esta empresa ha creado una tecnología que permite esquivar obstáculos (como árboles u otros aparatos voladores), sin necesidad de GPS. También Ascending Technologies o Intel están trabajando en este tipo de soluciones.

La también americana Airware, por su parte, ha desarrollado una plataforma hardware y software dirigida a los fabricantes de drones, que aspira a convertirse en el estándar de la industria. Tanto Matternet, Skydio como Airware tienen financiación de Andreessen Horowitz, entre otros fondos de capital riesgo.

Pero los drones no son coto privado de las empresas de nueva creación. Además de las notorias declaraciones de intenciones de Amazon y Google, las grandes firmas de construcción civil y ferroviaria -como Ferrovial-, torres eléctricas -Iberdrola- o de innovación tecnológica -Indra- están ya dando sus primeros pasos hacia la implantación de los drones en su día a día. Indra, por ejemplo, patrocinó recientemente el concurso Drones for good, organizado por la oficina del Primer Ministro de Emiratos Árabes Unidos. El proyecto ganador proponía aplicar vehículos no tripulados a la elaboración de cartografía en suburbios urbanos de difícil acceso. La compañía española les apoyará en el desarrollo conceptual de su idea y en el diseño de un plan de negocio.

El campo que se abre por delante es enorme. Según estima la Federal Aviation Administration (FAA), gracias a los drones se creará una riqueza de 100.000 millones de dólares en los próximos años.

Estado de la regulación en España

Hoy por hoy, es legal en España emplear drones con fines comerciales, dentro de unos límites y previa autorización de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa). “En un primer momento, y hasta que no esté aprobada la reglamentación definitiva, las operaciones que se pueden realizar se limitan a zonas no pobladas y al espacio aéreo no controlado”, concreta. En otras palabras, sólo se pueden emplear aparatos no tripulados en espacios no urbanos y siempre que te encuentres a más de 15 kilómetros de un aeropuerto o aeródromo. Además, sólo se pueden volar aeronaves de hasta 25 kilos, de día, con buen tiempo y siempre dentro del alcance visual del piloto (a un máximo de 500 metros de distancia).

Fuente:  EXPANSION

Translate »