Por 40 millones de euros

Por 40 millones de euros Indra e Inaer ganan el concurso Civil UAV´s Initiative de Galicia 

Jueves 25-2-2016

Madrid.- La propuesta conjunta de Indra y el operador de helicópteros Inaer ha resultado ganadora del concurso Civil UAV’s Initiative impulsado por la Xunta de Galicia y que tiene como objetivo desarrollar el primer polo industrial y tecnológico de desarrollo de aeronaves no tripuladas civiles creado en España.

Ambos socios contarán con una financiación de 40 millones de euros que aporta la Agencia Gallega de  Innovación (GAIN), organismo dependiente de la Xunta que se responsabiliza de la iniciativa, de los que 20 millones de euros corresponden a cada socio. El proyecto, que se extenderá hasta 2020, se llevará a cabo en el Centro de Investigación Aerotransportada de Rozas (CIAR) que la Xunta y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) han implantado en Lugo.

La propuesta presentada por Inaer e Indra combina la experiencia del operador de helicópteros en misiones civiles de emergencias, especialmente en extinción de incendios, con la capacidad de Indra para desarrollar sistemas completos de UAVs. En este sentido, Indra ha llevado a cabo proyectos que cubren desde el suministro de plataformas aéreas hasta el desarrollo de los sensores aeroportados, sistemas de comunicaciones y sistemas de misión que integran un sistema no tripulado.

La oferta presentada por ambas compañías se alinea perfectamente con los objetivos de la Xunta, que busca poner en marcha un proyecto intensivo en I+D y de alto valor añadido, que al mismo tiempo esté orientado a la mejora de los servicios públicos. Algunos de estos servicios son la propia extinción de incendios, la vigilancia costera, o la detección de caladeros de pesca o de vertidos en el mar. Todas estas actividades se encuentran además entre las primeras aplicaciones civiles que podrán asumir este tipo de aeronaves, dado su bajo riesgo para la seguridad aérea y sus potenciales beneficios.

La complementariedad de capacidades de Indra e Inaer ha sido una importante ventaja para hacerse con el proyecto en la última fase del concurso, en la que han competido con los principales fabricantes de aeronaves del mundo.

Inaer lleva más de 8 años trabajando en actividades de I+D vinculadas a los UAVs y desde 2013 desarrolla en Galicia un helicóptero no tripulado de 150 kg de peso denominado LUMES. Este aparato aspira a ser el primer helicóptero no tripulado de éstas características que comience a operar en Europa en misiones de lucha contra incendios forestales y su entrada en servicio está prevista a corto plazo, en solo dos años

Por su parte, Indra convertirá Rozas en el centro principal de su actividad en UAVs y construirá un avanzado Centro Tecnológico de UAVs en la zona. La tecnológica trasladará gran parte de las actividades que está desarrollando en el ámbito de los sistemas UAVs a Galicia.

Indra llevará a cabo en esta comunidad la evolución del Sistema Aéreo de Vigilancia MRI para convertirlo en el sistema no tripulado TARGUS (OPV – Optional Piloted Vehicle), que será además la primera aeronave de este tipo desarrollada en España. Por otro lado, Indra desarrollará un novedoso vehículo de ala rotatoria de alta capacidad de carga y un Centro de Misión y Proceso de Datos -elemento que recopila y trata los datos generados por los sensores de los UAVs, gestiona misiones y realiza el control remoto de los dispositivos-.

Ambas compañías actuarán como empresas tractoras para apoyar la transformación del tejido industrial existente en áreas de gran importancia en Galicia, como el de la automoción o naval. Con ello, la Xunta busca contar con socios industriales que permitan diversificar la actividad de estas empresas locales y apoyarlas para que puedan especializarse en una actividad que ofrece un alto potencial de crecimiento en los próximos años.

Indra mantiene una fuerte presencia en Galicia, donde cuenta con unos 500 profesionales y centros en Ferrol, La Coruña, Santiago de Compostela y Vigo. Su sólida presencia en la región se ve ahora reforzada con este nuevo proyecto.

ANDROPP ( Asociación Nacional de Drones operadores y Pilotos Profesionales )

 “El sector de los drones requería una asociación con capacidad de influir ante la adminstración”.

 

El sector de los drones en España se fragmenta en varias asociaciones de diversa índole. A las ya existentes se suma ahora ANDROPP ( Asociación Nacional de Drones, Operadores y Pilotos Profesionales ). Andropp es ” la primera asociación de drones de carácter exclusivamente profesional que se crea en España” según nos cuenta su presidente, el piloto y operador Domingo Llanas.

La nueva asociación deberá hacerse un hueco en el atomizado sector de los drones en España,  sin embargo las cifras parecen indicar que Andropp ha despegado con fuerza ya que desde su creación el pasado mes de diciembre ya tiene 251 miembros socios…”y todos profesionales“, remarca Domingo, ya que una de las señas de identidad de Andropp es que para ser socio “es imprescindible acreditar que se es operador habilitado, y en el caso de los pilotos, demostrar con documentos que se está en posesión del certificado correspondiente obtenido en una ATO”.

Domingo Llanas. Pte. Andropp

Domingo Llanas. Pte. Andropp

Domingo Llanas es un veterano de los drones en España, pero hasta ahora no se ha decidido a dar el paso y crear y presidir la primera asociación íntegramente profesional. “Hace tiempo que el sector demandaba una asociación que favoreciera la profesionalización de los drones al margen del uso recreativo“, afirma Domingo, “no se puede mezclar todo en una misma entidad porque los drones profesionales requieren concentrar toda la energía posible en sentarse frente y junto a la administración y velar sólo por nuestros intereses, qué son los pilotos y los operadores”.

Como objetivos, Domingo se plantea que “la administración nos escuche, profesionalizar de verdad el sector, crear un convenio laboral, que operadores y pilotos puedan por fin rentabilizar unas inversiones y que de momento la legislación no lo permite, y tener una asociación que pueda hacerse escuchar ante los foros donde se toman las decisiones. La administración sólo hará caso a los profesionales”

Fuente: Dronespost

Más de 100 empresas operadoras de drones

El mercado de los drones supera los 1.000 operadores

Fomento registra 1.668 aeronaves por control remoto desde que entró en vigor la normativa hace año y medio

 

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), dependiente del Ministerio de Fomento, ha registrado más de 1.000 operadores de drones de menos de 25 kilos al despegue, en el primer año y medio desde la entrada en vigor de la normativa que regula el uso de este tipo de aeronaves tripuladas por control remoto.

Los últimos seis meses el número de operadores habilitados ha experimentado un crecimiento exponencial: se han registrado 685, el doble que durante el primer año, que fue de 335 operadores. En total, incluyendo las que operan con aparatos de menos de 25 kilos, hay registradas en AESA 1.668 aeronaves pilotadas por control remoto.

Los operadores de drones de 25 kilos o menos, no necesitan una autorización de AESA, pero sí tienen que presentar en la Agencia una declaración responsable conforme cumplen todos los requisitos que marca la ley, e indicar las diferentes actividades que van a realizar.

En ese sentido, por actividades la principal es la fotografía, filmaciones y levantamientos aéreos (topográficos y fotogrametría) con 960 operadores; para operaciones de emergencia, búsqueda y salvamento, hay 557 operadores habilitados; 327 realizarán actividades de investigación y desarrollo; y 233 trabajan también en fotografía, Investigación y reconocimiento instrumental: calibración de equipos, exploración meteorológica, marítima, geológica, petrolífera o arqueológica, enlace y transmisiones, emisoras, receptor, repetidor de radio o televisión.

Para actividades de publicidad aérea mediante el uso de la aeronave hay 231 operadores; 83 para tratamientos aéreos, fitosanitarios y otros que supongan esparcir sustancias en el suelo o la atmósfera, incluyendo actividades de lanzamiento de productos para extinción de incendios; 34 para observación y vigilancia aérea incluyendo filmación y actividades de vigilancia de incendios forestales; y 79 operadores para realizar trabajos especiales.

Además, AESA también ha autorizado a 67 operadores para realizar vuelos de prueba, demostración o investigación en espacio aéreo no controlado dentro del alcance visual del piloto o en una zona de espacio aéreo segregado al efecto. Y hay cinco operadores de más de 25 kilos que han solicitado autorización para realizar vuelos experimentales.

Otra muestra del crecimiento y expansión del sector es el incremento de cursos de pilotos de drones. Únicamente pueden impartir cursos teóricos para obtener los certificados básico y avanzado para pilotar drones, las organizaciones de formación (ATOs) aprobadas por AESA, actualmente hay 58 ATOs, de las 108 autorizadas, que han notificado que van a impartir cursos de pilotaje de drones.

Además, en el ámbito de la formación práctica hay 26 operadores que la imparten, 20 fabricantes de drones y 21 organizaciones autorizadas por los fabricantes para impartir las clases prácticas de esos modelos de drones

Aguilas para capturar drones amenazantes

Un águila atrapa un dron en una prueba de la policía en Rotterdam. FOTO: REUTERS / VÍDEO: GUARDFROMABOVE

La lucha contra el terrorismo se libra por tierra, mar y aire. El uso de drones se ha extendido, y no solo pueden entorpecer el tráfico aéreo comercial o complicar el aterrizaje de helicópteros de salvamento. También podrían transportar bombas o ser lanzados contra edificios. La policía holandesa ha decidido atacarlos en su propio medio y está adiestrando águilas para convertirlas en cazadoras de estas aeronaves no tripuladas. Para las aves son como una presa, que una vez capturada, llevan a un lugar seguro y alejado de posibles competidores. El proyecto, el que colabora Guard From Above, una empresa de seguridad especializada en rapaces, está en fase de pruebas, y una de las condiciones para su aplicación es proteger a las águilas contra daños innecesarios al atacar.

Aunque ya hay sistemas mecánicos para detectar y desarmar drones, los tarsos (parte posterior de la pata) y las garras de estas aves son poderosas y les permiten alzar en vuelo presas más pesadas que ellas. Aunque los drones suelen ser ligeros, la secuencia de la captura es la misma que si se tratara de un animal en la naturaleza. Otra ventaja es que evitan las hélices instintivamente al apresar. De momento, los ensayos se efectúan en naves cerradas con espacio suficiente para que se lancen contra el dron y lo dejen luego en el suelo.

El proyecto forma parte del plan elaborado por el Coordinador Nacional de Lucha Antiterrorista y Seguridad para desarmar drones peligrosos. “Se puede hacer de todo con ellos, incluso cometer atentados, porque están al alcance de cualquiera”, ha dicho Michael Baeten, jefe de operaciones de la Policía Nacional. Un informe elaborado por el Servicio de Investigación y Documentación del Ministerio de Justicia señala que, en las manos equivocadas, servirían incluso para “transportar armas nucleares, químicas y de fuego, además de gases venenosos y proyectiles”. “O bien para esparcir por el aire sustancias perniciosas que pueden causar muchas víctimas”.

Incluso cargas aparentemente inocuas, pero lanzadas contra edificios públicos, desencadenan el caos. Como ocurrió en 2015 en Japón, cuando un dron con supuestas arenas radioactivas aterrizó en la oficina del primer ministro, Shinzo Abe. O cuando el Partido Pirata manipuló otro en 2103 en la ciudad alemana de Dresde, cerca del lugar donde la canciller, Angela Merkel, pronunciaba un discurso. La policía holandesa calcula que sus pruebas estarán listas este mismo año y podrá tomarse una decisión sobre las águilas captoras de drones.

FUENTE: EL PAIS

Translate »