12 agosto, 2015 Admin

SECRETOS DE PILOTOS COMERCIALES

Trece secretos de los pilotos que las aerolíneas nunca se atreverían a confesar

Todos los profesionales guardan secretos que no desvelan a las personas ajenas al sector, pero la mayoría no tiene tantísima responsabilidad
Foto: La profesión de piloto cada vez tiene peores condiciones laborales. (Corbis)
La profesión de piloto cada vez tiene peores condiciones laborales. (Corbis)

El programa de televisión matutino Good Morning America, de la ABC, acaba de estrenar una serie de reportajes mensuales, en colaboración con Reader´s Digest, que bajo el título “13 cosas que los expertos no te contarían” trata de desvelar las verdades incómodas de cada profesión que los trabajadores no suelen tratar más que con sus compañeros.

La entrega de este mes es una de las más jugosas, no sólo porque desvela varias confesiones incómodas de una profesión que está siempre en el punto de mira, los pilotos, sino porque, a diferencia de lo que ocurre en otros sectores, los testimonios son plenamente exportables a todo el mundo. Las confesiones de los comandantes estadounidenses ponen de manifiesto lo que Juan Carlos Lozano, portavoz del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA), advirtió a El Confidencial el año pasado: “Las aerolíneas, sobre todo en EEUU, han tenido grandes problemas económicos y la profesión se ha ido banalizando, tratando a los pilotos como si fueran conductores de autobús, con todo el respeto a estos”.

Los ajustes no sólo han hecho que desciendan las condiciones laborales de los pilotos, además han hecho que reciban una instrucción menor. En definitiva, el ahorro de costes ha provocado una bajada de los requisitos, que los pilotos consultados por Reader´s Digest y ABC no han dudado en resaltar.

Los testimonios que preferirías no escuchar

“Me presionan constantemente para que lleve menos combustible del que me gustaría. Las aerolíneas están siempre preocupándose por los beneficios y llevar más combustible gasta combustible. A veces, si llevas el combustible muy justo y sufres un retraso o te encuentras con una tormenta, te quedas sin fuel y tienes que buscar un aeropuerto alternativo para aterrizar”. Capitán de una gran areolínea.

“En ocasiones la aerolínea no nos deja descansar al medio día, ni siquiera nos da tiempo para comer. Tenemos que retrasar los vuelos sólo para poder llevarnos algo a la boca”. Primer oficial de una aerolínea regional. 

“Le decimos a los pasajeros lo que tienen que saber. No les decimos cosas que les asusten. Nunca me oirás decir, ‘señoras y caballeros, acabamos de tener una avería en el motor’, aunque sea cierto”. Jim Tilmon, piloto retirado de American Airlines.

“El Departamento de Transporte ha puesto tanto énfasis en la puntualidad que ya casi no podemos retrasar los vuelos, aunque haya 20 personas que vienen de una conexión y llegan sólo un pelín tarde”. Piloto comercial de Charlotte, Nueva Carolina.

“La verdad es que estamos exhaustos. Nuestra normativa permite que trabajemos 16 horas seguidas sin descansar. Son muchas más horas de las que se permite a un camionero. Y, al contrario que los camioneros, que pueden aparcar en la siguiente área de descanso, nosotros no podemos parar en la siguiente nube”. Capitán de una gran aerolínea.

Los testimonios que los pilotos quieren que escuches

“Algunas normas de la Administración Federal de Aviación tampoco tienen sentido para nosotros. Como el hecho de que, cuando volamos a 12 kilómetros de altura y a 640 kilómetros por hora, en un avión que puede entrar en turbulencias en cualquier momento, los auxiliares de vuelo pueden andar por la cabina sirviendo café o solomillo. Pero cuando estamos en tierra, en una superficie de asfalto plana, desplazándonos a 16 kilómetros por hora, tienen que estar con el cinturón puesto como si estuviéramos en NASCAR”. Jack Stephan, veterano capitán de US Airways que lleva volando desde 1984. 

“Puede que vaya en uniforme, pero eso no significa que sea la mejor persona a la que preguntar por una dirección en el aeropuerto. Estamos en tantos aeropuertos que, por lo general, no tenemos ni idea”. Piloto de una aerolínea regional.

“Los peores aeropuertos para nosotros son el Reagan National, de Washington, y el John Wayne, en Orange County. Te las tienes que ingeniar sin ningún plan establecido para salir o entrar en esos aeropuertos, usando tu intuición. El aeropuerto John Wayne es especialmente malo porque a los ricos que viven cerca no les gusta el sonido de los aviones, así que nos obligan a realizar un procedimiento de reducción del ruido que consiste, básicamente, en convertir el avión en un misil balístico en cuanto estás en el aire”. Piloto de Carolina del Sur.

“En algunos aeropuertos con pistas muy cortas es imposible hacer un aterrizaje suave, por muy bueno que seas: el John Wayne, el Jackson Hole (Wyoming), el Chicago Midway y el Reagan National”. Joe D’Eon, piloto de una gran aerolínea.

“No, no es tu imaginación: las aerolíneas han ajustado sus tiempos de llegada para intentar tener el récord de puntualidad. Por eso te dicen que un vuelo dura dos horas cuando en realidad dura una hora y 45 minutos”. Capitán de AirTran Airways.

“Esto ocurre todo el rato. Vamos a ir de Pittsburgh a Filadelfia, y sabemos que va a haber un retraso por culpa de la meteorología, pero el tiempo en Pittsburgh es estupendo. Entonces oímos a pasajeros decir, ‘acabo de llamar a un amigo en Filadelfia y me ha dicho que allí también hace buen tiempo’, como si hubiera algún tipo de conspiración. La realidad es que en el espacio aéreo entre Pittsburgh y Filadelfia hay una enorme tormenta”. Jack Stephan.

“La manera en que se aterriza es el mejor indicador de las habilidades de un piloto. Así que si quieres decirle algo amable a un piloto cuando te bajas del avión dile ‘bonito aterrizaje’. Lo agradecemos”. Joe D’Eon.

“Puedes ir a la página web de una compañía aérea, comprar un billete, hacer la cola en su mostrador y montarte en un avión con el nombre de ésta pintado en él, pero, la mitad del tiempo, estás volando realmente en una aerolínea regional. Las compañías regionales no tienen que cumplir con los mismos estándar de seguridad que las grandes: sus pilotos no necesitan tanto entrenamiento ni experiencia, pero es el público no lo sabe”. Capitán de una gran compañía. 

Comparte este artículo dron: Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0
Traductor »