24 noviembre, 2016 Admin

Drones en inspecciones

inspecciones-eolicas-airdrone-espana

Los drones han llegado para quedarse. Ahorrar costes y evitar accidentes laborales son dos de sus cualidades más destacadas si los relacionamos con el sector productivo y de la industria.

La inspección y vigilancia aérea ha sido siempre un servicio muy requerido por los sectores productivos en todos los países. Sin embargo, sus costes elevados al necesitar de aviones o helicópteros, han hecho que su demanda estuviera ajustada a situaciones y servicios muy concretos. La llegada de los drones, no obstante, permite ofrecer estos mismos servicios de inspección y vigilancia aérea, de una forma periódica, a unos costes más que asequibles y además, sin riesgo humano alguno.
Con el uso del dron podemos ahorrar tiempo y dinero, evita riesgos humanos al no haber intervención directa por parte del personal y accede a lugares de difícil acceso.

Además, en cuanto al sector de la construcción, los drones permiten analizar con todo detalle este tipo de obras ayudan a descubrir pequeños desperfectos que hasta ahora eran prácticamente imposibles de detectar.

En cuanto a la industria, estos aparatos permiten obtener imágenes o videos, para inspección y mantenimiento, facilitando la evaluación y reduciendo considerablemente costes, de instalaciones industriales, edificios, fachadas, etc, donde por los medios convencionales se requieren de maquinaria costosa y a veces son zonas inaccesibles.

En relación con la seguridad, el uso de los drones nos permitirán cubrir grandes extensiones de terreno en muy poco tiempo y de mantener un enlace de vídeo en directo con la estación de tierra y con cualquier destacamento en la zona, lo que es de vital importancia para una actuación rápida y eficaz.

Por último, ligado a la energía eólica, la mayor parte de los costes de este sector corresponden con la inversión inicial. Pero las labores de mantenimiento pueden suponer hasta un 5 % del valor total del parque, lo que supone mucho dinero.
Parte importante de esas tareas de mantenimiento consisten en revisiones visuales que los técnicos deben realizar, subiendo a lo alto de los aerogeneradores para inspeccionar el estado de las palas. Es un proceso peligroso, lento y costoso.

Una alternativa mucho más económica consiste en que un operario pilote un dron por control remoto desde tierra, mientras la cámara del drone no tripulado capta imágenes de alta resolución para evaluar el estado de los aerogeneradores.

Apostando por los drones

Existen grandes empresas que ya están utilizando estos aparatos voladores para ahorrar costes.

Iberdrola ha incorporado un pionero sistema de inspección de palas de aerogeneradores a través de un dron multirotor. El aparato permite detectar grietas y problemas que sufren los aerogeneradores por las condiciones climáticas y que resultan difíciles de detectar por los operarios.

Por su parte, Endesa cuenta con 14 drones desplegados por España para revisar las líneas eléctricas de alta tensión.

Por último, Copisa, con el proyecto Industrial Recognition & Inspection System (Iris), apuesta por un sistema de ingeniería, construcción y explotación con drones equipados con una cámara digital térmica que permitirá la inspección técnica y el mantenimiento de edificios e infraestructuras.

Comparte este artículo dron: Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0
Traductor »